sep 232013
 

CONSECUENCIAS JURÍDICAS DEL DIVORCIO:

 

El divorcio tiene la consecuencia jurídica principal de la disolución del matrimonio, o lo que es lo mismo finaliza el vínculo matrimonial de tal modo que los esposos al no estar supeditados a ningún matrimonio podrán contraer nuevo matrimonio (a diferencia de la separación en la que no se disuelve y por tanto no es posible contraer un nuevo matrimonio).

 

Además cuenta con consecuencias secundarías tales como la revocación de los poderes que pudieran haber sido conferidos por ocasión del matrimonio, cesación de todas las “obligaciones” matrimoniales tales como el auxilio mutuo, la convivencia matrimonial y otros que lejos de ser una obligación jurídicamente exigible es un principio inspirador de la institución matrimonial.

 

Por ello, si quiere conocer el alcance de la declaración judicial de divorcio puede consultar a nuestro departamento jurídico pues cuenta con diversas especialidades paterno filiales y patrimoniales dependiendo de las circunstancias familiares.